viernes, 27 de abril de 2012

San Juan Cosalá

A 65 Km. del centro de Guadalajara se encuentra el pintoresco pueblo San Juan Cosalá perteneciente al municipio Jocotepec y justo en la ribera del Lago Chapala. Tiene más de 6 mil habitantes y está a 1530 metros de altitud.
Se dice que Cosalá proviene del vocablo “Cutzalán” o Cotzalan, que quiere decir “entre las ollas”. Hay historiadores recientes que dan otras acepciones, entre ellas,  el de “Coatl-zalan” (Coatl – culebra, Zalan – entre, lugar entre culebras y que agregando “atl” agua, lugar entre culebras de agua), refiriéndose a un fenómeno atmosférico que se da en esta zona entre agosto y septiembre cada 5 años y  provoca desprendimientos de tierra del cerro cercano afectando al poblado.
Algo de historia…
Este antiguo pueblo fue fundado antes de la conquista, por tribus Cocas de la peregrinación que salió del mítico Aztlán en Nayarit, en aras de fundar la gran Tenochtitlán.
Estos grupos  decidieron quedarse en el lago por su gran belleza y riqueza. Llegaron a constituir un gran asentamiento con sus propias edificaciones, costumbres y dioses. Años después parte de los habitantes del cacicazgo Cutzalán se trasladaron a la zona de Jocotepec.
Alonso de Ávalos, primo de Hernán Cortés,  conquistó  pacíficamente la zona en 1524. El 18 de diciembre de 1846  Jocotepec pasa a ser  la cabecera del departamento de Chapala.
 Actualmente es la cabecera municipal y  San Juan Cosalá, una de sus localidades.
Breve descripción
En San Juan Cosalá convergen lo tradicional y la modernidad.
Mientras decenas de autos modernos corren por la carretera principal, se observan al mismo tiempo burritos guiados por sus dueños para el traslado de la madera que se empleará en los hornos y comales donde se preparan las tortillas y gorditas de los platos típicos mexicanos. En la plaza central del pueblo hay  autos parqueados y jinetes en sus caballos moviéndose por la zona.  
Un contraste increíble en pleno siglo XXI.
Las calles no están todas asfaltadas, muchas de ellas son rústicas y empedradas. Predominan las casas  de una sola planta, modestas y similares en sus diseños.
Ocupa el centro de  la  plaza el kiosco típico que hay en todos los pueblos mexicanos. Entre las edificaciones importantes que la rodean están la actual Parroquia  San Juan Cosalá erigida en 1972, dedicada a San Juan Bautista y  la Pastelería donde  curiosamente, al fondo del  terreno que ocupa, hay restos de la antigua capilla fundada por los franciscanos. Esta  Pastelería sorprende a los visitantes con sus ofertas, exhibe para la venta tanto cake de distintos sabores como empanadas caseras riquísimas entre las que se destacan  las de pollo.
Hay otros establecimientos: paleterias y neverías, tiendas de abarrotes, de ropa, mercerías y pequeños negocios familiares que ofrecen  diversos platillos, entre ellos, tacos, quesadillas y sincronizadas.

Alrededor de la plaza hay también  puestos de venta de artículos variados: juguetes, películas piratas, linternas, dulces  y otras cosas que por su bajo precio son adquiridas frecuentemente por los habitantes y los turistas que visitan el lugar.En días festivos hay variedad de juegos mecánicos.
 El 24 de junio son las Fiestas Patronales  de San Juan Bautista, también  se celebran otras de la iglesia. Es tradicional ver la procesión que recorre el pueblo sumando a todos sus habitantes.
Piedra Barrenada
A pocos kilómetros de la entrada a San Juan Cosalá hay una curva de nombre Piedra Barrenada donde coexisten muchos restaurantes familiares.
 Todos ofrecen típicos platos mexicanos confeccionados con pescados y mariscos.
 Desde ellos se observa una magnifica  vista del Lago de Chapala que, a su vez, los provee de carpas, bagre, tilapias y charales para sus variados menús.
Hotel Balneario San Juan Cosalá
Entre la curva Piedra Barrenada y la entrada del pueblo, se encuentra este magnífico lugar que ofrece al visitante todas las comodidades para una estancia placentera.
Durante  todo el año asisten cientos de  familias de Guadalajara, Ajijic y lugares cercanos para descansar y  disfrutar de sus ofertas. En especial, en las vacaciones de Semana Santa y Pascua se hace muy difícil conseguir una reservación por lo que se aconseja que se haga  con tiempo.
Posee albercas para niños y adultos, toboganes y jacuzzis.  En su  “SPA Termal Tlalocan”  se puede hacer  un excelente recorrido por terapias termales y  recibir distintos tipos de masajes.  Hay cafeterias, pequeños restaurantes familiares agrupados en la zona central del balneario y una tiendita donde ofertan articulos de playa.

Temas relacionados:



2 comentarios:

  1. San Juan Cosalá es un lugar muy bonito y el balneario también, ahí uno puede ir y regresar el mismo día o también quedarse hospedado en habitaciones.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Merece la pena repetir la experiencia...no crees?

    saludos
    Adligmary

    ResponderEliminar