miércoles, 26 de octubre de 2016

Masones en Cuba y México

De joven tuve de vecina una Logia Masónica. Me intrigaban sus ritos a base de golpes y rezos que oía a través de mi ventana.
Luego leí " La Novela de mi Vida" de Leonardo Padura (2002) donde se describe la vida del poeta cubano José María Heredia a principios del siglo XIX en Cuba y México.
Este  libro es el primer acercamiento contemporáneo en Cuba  a detalles sobre  qué era una Logia Masónica cubana en el siglo XIX, algo  inédito para mí ya que por ser una organización secreta se conoce poco de lo que sucede dentro de ella.
Masones cubanos y mexicanos han confraternizado siempre.

La Masonería en América Latina

Llegó de  Europa a distintos países latinoamericanos  con ingleses, franceses y españoles  entre los siglos XVIII  y XIX
Se expandió a partir del siglo XIX con logias de distintas corrientes.
Tuvo momentos de gran desarrollo y otros en que prácticamente desapareció
Reverdeció a principios del siglo XX,  hoy hay masones en toda la región

Masones en Cuba

La primera referencia sobre la masonería en Cuba aparece  entre 1751 y 1754 en el libro "Historia de la Francmasonería" del historiador alemán Joseph Gabriel Findel.
Ingleses y emigrantes franceses procedentes de Haití se instalaron en el país con sus costumbres, creencias y tradiciones.
El 17 de diciembre de 1804 el francés Joseph Cerneau  funda la primera logia en La Habana : "El Templo de las Virtudes Teologales No. 103"  con carta patente de la Gran Logia de Pennsylvania,   a ésta le siguen otras en la capital y Santiago de Cuba.
Patriotas cubanos  se reunían en ellas e intercambiaban  ideas para acabar con el colonialismo español. Entre ellos se destacan  Carlos Manuel de Céspedes, Antonio Maceo, Calixto García, Máximo Gómez, Ignacio Agramonte, Perucho Figueredo, Salvador Cisneros Betancourt, Bartolomé Masó, Francisco Vicente Aguilera y otros.

José Martí Pérez, poeta, escritor, pensador, periodista, filósofo y político cubano fue deportado de Cuba a España por sus ideas independentistas en 1871.
Allí se inicia en la masonería.
Llega  a México a reunirse con su familia en 1875, publica artículos en la prensa nacional y escribe obras
Se casa con Carmen Zayas-Bazán.
Otros patriotas cubanos y tabaqueros también buscaron refugio en el país azteca. 

La Gran Logia de la lsla de Cuba surge en 1891 como único y soberano organismo simbólico.
Al año siguiente se logra la integración de un único Supremo Consejo para regir la masonería de Altos Grados.
A partir de 1937 se integraron mujeres que cooperaban con la institución agrupadas en ordenes.
A través de las distintas etapas históricas de Cuba los masones se han mantenido activos.
En los años 50 se construye en La Habana  el Gran Templo sede de la Gran Logia, dentro está el Museo Masónico  y la Biblioteca 
Actualmente hay alrededor de 30 mil masones, reunidos en 318 logias, ocupando el segundo lugar en América Latina después de Brasil.

Masones en México

La masonería llegó a la República Mexicana con los emigrantes franceses a finales del siglo XVIII.
En 1806 se funda la primera logia por los españoles Enrique Mugi y Manuel Luyando, regidor del ayuntamiento, en el callejón de las Ratas No. 5, hoy un predio de la colonia Centro, delegación Cuauhtémoc en Ciudad de México.
El 9 de abril de 1807 se iniciaron Miguel Hidalgo y Costilla, Ignacio Allende y el primer canónigo de la Catedral de Guadalajara don Ramón Cardeña y Gallardo.
Se crearon nuevas logias con distintos ritos, eran tiempos de conspiración política contra el Virreinato  y muchos fueron apresados.

El 26 de marzo de 1826 quedó constituida oficialmente la Gran Logia Nacional Mexicana. El Rito Nacional Mexicano aceptó desde sus inicios el  ingreso de mujeres a logias mixtas
Fueron masones personalidades importantes como Miguel Hidalgo y Costilla,  Ignacio Allende , Ignacio Zaragoza,  José María Morelos y Pavón, Melchor Ocampo , Agustín de Iturbide , Manuel López Cotilla y otros
El único momento en que la masonería mexicana estuvo bajo una sola institución, fue entre 1890 y 1901 durante el mandato de  Porfirio Díaz
La mayoría de los gobernantes de México hasta 1982 eran masones.

Fraternidad de Masones Cubanos y Mexicanos.

El ir y venir de masones entre ambos países propició una fraternidad que hoy en día continua.
Se destaca la Logia Masónica de México que llevó el 23 septiembre de 1940 parte de las cenizas  de Benito Juárez para  depositarlas junto a los restos de José Martí en la necrópolis de Santa Ifigenia, en  Santiago de Cuba,  acto solemne donde participaron  miembros de la Gran Logia Cubana “Isla de Cuba”.
El 2 de septiembre de 2013 la Gran Logia de Cuba y la Gran Logia de Nuevo León, México, firmaron un Tratado de Mutuo Reconocimiento y Hermanamiento.

Para saber

- En 2004 Eduardo Torres-Cuevas, destacado académico, historiador,  pedagogo y director de la Biblioteca Nacional José Martí  publicó  "Historia de la masonería cubana. Seis ensayos " donde a partir de una amplia fuente documental y testimonial analiza, entre otros temas, los cuerpos masónicos cubanos durante el siglo XIX
- La Confederación de las Grandes Logias Regulares de los Estados Unidos Mexicanos agrupa desde 1932 las Grandes Logias Regulares nacionales de 29 estados de las 32 entidades federativas de los Estados Unidos Mexicanos, aunque algunos organismos pertenecientes a dicha confederación no necesariamente son considerados regulares.
Su máximo órgano ejecutivo es el Consejo Masónico Nacional, constituido de los Grandes Maestros de las Grandes Logias de la Confederación.

Entre ellas se encuentra la Gran Logia Occidental Mexicana de Jalisco con sede en Calle López Cotilla No. 111, Col. Centro, Guadalajara.
Agrupa los Logias regulares: Libertad No. 1, Constitución del  57 No. 2, José  Guadalupe Zuno No. 4, Cuauhtémoc No. 5, Gnosis No. 6, Renovación  No. 8, Revolución No. 9, Infinito No. 11, Resurgimiento No. 12, Emisarios del Sol No. 14, Ignacio Ramírez  No. 18, Ignacio L. Vallarta  No. 19, Akhenaton No. 20, Benito Juárez No. 24, Fuego Nuevo No. 28,Valentin Gómez Farías No. 32, Libertad Igualdad y Fraternidad No. 33, Pitágoras No. 37, Luna Nueva No. 39, Antorcha de la  Cienega No. 40, El Llano en Llamas No. 42, Mario Luna  Aguilar No. 43, Ángel Carrillo Hernández No. 46, Guadalupe Victoria No. 47, José Edwiges Flores Lomelí No. 48 y Logos No. 49
-El 2 y 3 de julio de 2016 se celebró en Guadalajara el Congreso Nacional de Potencias Masónicas

Temas relacionados

1 comentario:

  1. Mi padre era masón, la logia se llamaba algo así como Hermanos del Silencio. A pesar de ser masón nos envió, mientras se pudo, a colegios católicos. Él decía que Dios era el arquitecto del Universo, de ahí los símbolos que tienen. Poco más te podría decir sobre este asunto, sólo que eran personas que cuando un hermano como ellos se llamaban tenía un problema los demás trataban de ayudar en lo posible, y ¿qué decir de mi padre? Una buena persona amante de su familia y que la anteponía a todo lo demás.
    Saludos,

    ResponderEliminar